Inversiones en el Perú

S/ 159,140 millones alcanzarían las inversiones en el Perú para el 2018

Fuente: INEI, BCRP

La evolución de la inversión en el Perú se ha mantenido en ascenso, alcanzando, del 2010 al 2017, un crecimiento de 42% (se proyecta que al 2018 llegaría hasta el 52%). En paralelo, el crecimiento del PBI durante el mismo periodo analizado, alcanzó el 65% (para el 2018, llegaría al 72%). El crecimiento se ve bastante atractivo, pero lo cierto es que los últimos tres años (2015, 2016 y 2017) no han sido los mejores en materia de inversión, con caídas (-0.6%) y crecimientos bajos (+0.34% y +0.96%), respectivamente. Estas variaciones se tornan críticas si las comparamos con los picos del 2012 (+15%) y 2013 (+10.3%), que se vieron apoyadas en buena parte por la fuerte Inversión Extranjera Directa (IED), bordeando los US$11,800 millones y US$9,800 millones, respectivamente. Naturalmente, una gran parte de esta inversión se vio representada por la minería con el boom del precio de los metales.


¿Qué ha pasado con las inversiones?

La caída de los últimos años en cuanto a las inversiones se refiere, tiene algunos factores clave, entre ellos las elecciones, la calidad de los proyectos presentados y la institucionalidad. “A partir del año 2015, nuestras inversiones bajaron notoriamente, pero esto era parte de la dinámica que usualmente existe por la etapa electoral”, detalla Yaco Rosas, Sub Director de Servicios a los Proyectos de ProInversión.

Al día de hoy, existe la necesidad por sacar adelante los proyectos maduros que hay en cartera de inversión –aquellos ya estructurados, conocidos por el mercado y de calidad-, pero la realidad es que hay muy pocos en el pipeline pero con la expectativa de revertir la situación. “Ahora estamos enmarcados dentro de la nueva estrategia del Estado que conlleva a presentar al mercado proyectos que aseguren infraestructura y servicios.El apetito de los inversionistas está presente en el Perú, pero todos los proyectos tienen una etapa de maduración para que puedan salir al mercado”, destaca Rosas.

Si bien es cierto que la cartera de proyectos actual contempla poco más de 70 proyectos, gran parte de ellos son iniciativas privadas cofinanciadas, iniciativas que en los últimos cuatro años no se han visto viabilizadas.

“El apetito de los inversionistas está presente en el Perú, pero todos los proyectos tienen una etapa de maduración para que puedan salir al mercado”

Yaco Rosas, Sub Director de Servicios a los Proyectos de ProInversión

Proyectos en
camino

Inversión Extranjera
Directa Regional - 2016

Asociación
Público-Privada(A
PP)

Obras por
Impuestos (OxI)

¿La inversión está diversificada?


Podemos abordar la diversificación desde diferentes frentes, pero la respuesta será la misma: la inversión no está diversificada a un nivel relevante. Por ejemplo, sobre los proyectos de Asociación Público-Privada (APP) adjudicados entre el 2008 y 2017 –un total de 72 proyectos-, solo tres sectores (energía, telecomunicaciones y transporte) concentraron el 79% de los proyectos. En el caso de las Obras por Impuestos (OxI), la concentración de proyectos (adjudicados y concluidos entre el 2009 y marzo del 2018), se da en cinco regiones: Ancash (47), Piura (37), Arequipa (33), Cusco (32) y Lima (31). Estas regiones concentran el 55% de los proyectos de OxI, sobre un total de 325. Cabe mencionar que la inversión pública cerró el 2017 con una caída de 2.8%, aunque se proyecta que dé un gran salto para este año 2018, con un crecimiento de 14.2%. Para el caso de la inversión privada, la situación sería similar, pues pasaría de haber crecido solo 0.3% el año pasado, para alcanzar un crecimiento de 5.5% para el 2018, de acuerdo al BCR.


En línea con la inversión privada, la proyección del BCR para el presente año es que alcance los US$40 mil millones. Parte de este monto, recae en los proyectos ya anunciados para periodo 2018-2019, los que alcanzarían los US$18,218 millones, para un total de 165 proyectos. La minería (36.6%) e infraestructura (22.4%) concentrarían en conjunto el 59% del total de la inversión prevista. Cabe destacar que el año pasado, la inversión minera en el Perú alcanzó los US$4,921.4 millones, según el Minem.


¿Qué se puede hacer para impulsar las inversiones?


Definitivamente, existen diversas variables a tomar en cuenta para promover las inversiones. Por un lado, tenemos variables económicas externas, como el crecimiento de nuestros mercados objetivos y nuestra competencia regional. Por otro lado, existen variables internas en las que debemos trabajar como la institucionalidad, un tema vital que golpea las inversiones, o el marco legal que debe respetarse. “Los contratos, quieras o no, se deben de respetar. No porque las realidades cambian vas a modificar todo. Hay que saber lidiar y ser equilibrado para que los proyectos salgan; si le traspasas todo el riesgo al privado, se van”, detalla Rosas.


Adicionalmente, tenemos el tema social. “No es factible tener un proyecto de espalda a las comunidades, a la sociedad, tienes que involucrarlos; es algo que ya ha pasado con varios proyectos que se han caído”, resalta el ejecutivo.

Finalmente, la falta de asesoría para desarrollar proyectos de calidad nos está jugando una mala pasada. “Los Gobiernos Regionales quieren hacer muchas cosas pero no saben cómo. Hay una necesidad urgente por asesorarlos, para así poder tener proyectos sólidos, y no tener que descartarlos”, explica Rosas.


Hoy en día, el Perú se encuentra en una situación económica destacable, y es momento para aprovechar todos los beneficios que esto trae, siendo la promoción y puesta en marcha de inversiones uno de los más importantes.

Punto de vista

Enrique Oliveros EY

Enrique Oliveros

Socio Líder de Transacciones
y Finanzas Corporativa
s
EY Perú

enrique.oliveros@pe.ey.com

¿Qué necesita el país para reactivar las inversiones en el Perú?


Es claro que en el Perú existen muchas necesidades, y lo ideal sería contar con una gama robusta de proyectos para poder cerrar las diversas brechas, pero hasta el momento no la tenemos.


El ejemplo más claro está relacionado con la infraestructura y la falta de un Plan Nacional. Este último sería clave para darnos un punto de partida, que conllevaría a generar un pipeline de proyectos atractivos. Más aún cuando nos encontramos en una situación en la que necesitamos atraer nuevos actores, teniendo en cuenta que los jugadores brasileños, e incluso, algunos locales, ya no estarían para desarrollar proyectos dentro del sector.


Ahora debemos aprovechar el momento para atraer jugadores del primer mundo, con proyectos de mayor envergadura y en cantidad. Así también, debemos enfocarnos en el fortalecimiento institucional. Como la promoción de Directores privados en las instituciones como ProInversión por ejemplo; tener unos ministerios más cohesionados buscando promover la inversión, y, por supuesto, asesorar a los Gobiernos Regionales, que en buena parte ven disminuidas sus intenciones por promover proyectos en sus regiones por no saber cómo establecer proyectos de calidad, que sean realmente atractivos para los inversionistas.

Hoy el Perú no es el país de hace 25 años; hoy el financiamiento de los proyectos no es problema, siempre y cuando tengamos proyectos de calidad, así como también es necesario darle seguridad a los inversionistas y no mensajes erróneos sobre posibles modificaciones sobre contratos ya firmados, que solo logran ahuyentarlos.


¿Cuál será el panorama de inversiones para lo que resta del año?


Resuelta la volatilidad política y esperando que sea así realmente, deberíamos ver la reactivación económica del país, incluidas naturalmente las inversiones. Estaríamos ante un segundo semestre del año más dinámico, más aún cuando tenemos tanto por hacer. Un ejemplo claro es la reconstrucción del norte, sobre lo que se ha hecho muy poco.


El panorama es positivo, debemos de rescatar que ya pasó la incertidumbre -el principal enemigo económico-, y seguimos siendo uno de los mercados más atractivos de la región, con muchas oportunidades y también necesidades; factores propicios para el desarrollo de proyectos.

Reciba los artículos más destacados entregados
en su bandeja de correo electrónico

Execution es una revista de negocios que reúne insights, tendencias e historias de éxito que informan e inspiran a los líderes de negocios y futuros empresarios. Su desarrollo parte del afán por compartir información de valor para el empresariado, bajo el análisis de nuestros expertos y ejecutivos invitados.

Disrupción

Historias de éxito

Informe sectorial

Iniciativas

Tendencias