CENTRAL


Impacto
Panamerican
o

Lima recibiría cerca de 150,000 turistas por los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos 2019, además de alcanzar exposición con 400 millones de personas, a través de TV y plataformas digitales. Todo ello será un dinamizador económico que representará entre el 0.5% y 0.7% del PBI.

Fuente: Lima 2019, Mincetur

Por Ramiro Gálvez

Los grandes eventos deportivos suelen ser vistos como una gran oportunidad de exposición para los países organizadores, y uno de los dinamizadores económicos más fuertes. Pero detrás de estos grandes compromisos saltan importantes factores de riesgo, siendo dos los principales: el tiempo y los sobrecostos.


En octubre del 2013, la algarabía para Lima fue máxima, pues había sido elegida la ciudad que albergaría a los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos 2019. Todos entendían el valor tangible e intangible que esto representaría para el país, y parecía que los más de cinco años serían suficientes para conseguirlo. Llegaba el 2017, y la preocupación se percibía por todos los medios: hasta ese año solo se había ejecutado el 13% del presupuesto total.


De manera general, las estadísticas del manejo del presupuesto en los eventos deportivos no han sido alentadoras. De acuerdo con Andrew Zimbalist, Ph.D. de Harvard y autor del libro “Circus Maximus: el negocio económico detrás de la organización de los Juegos Olímpicos y el Mundial de Fútbol”, los costos de estos eventos deportivos hacia la última década han significado una carga para los países con menos recursos y escasos servicios públicos. Esto debido, principalmente, a los sobrecostos que en promedio exceden en 156% al presupuesto inicial de inversión.


A decir de Diego Macera, Gerente General del Instituto Peruano de Economía (IPE), es importante realizar un análisis costo-beneficio. La experiencia internacional no es clara al respecto. El caso de éxito de los juegos de verano de Barcelona en 1992, sí lo fue. Ello se debió a la voluntad política y planificación urbanística de largo plazo. Pero también están las protestas en el 2013 en Brasil, el año de la copa de fútbol Confederaciones, como respuesta al gasto de entre US$15 mil y US$16 mil millones.

26 de Julio

será la inauguración de los Juegos Panamericanos Lima 2019, en el Estadio Nacional.

¿Cómo le va al Perú?

Gratamente, al término de abril 2019 el proyecto de los juegos está bastante bien encaminado. No solo las obras de infraestructura están al 90%, sino también el presupuesto está en el rango esperado; incluso mejor.


“Hemos tenido mucho cuidado de no salirnos del presupuesto original. Al inicio el Plan Maestro ascendía a S/4,300 millones sin IGV, que era como S/5,000 millones, y parece que vamos terminar haciéndolo por S/4,200 con IGV”, detalla Carlos Neuhaus, Presidente de Lima 2019.

Hemos tenido mucho cuidado de no salirnos del presupuesto original. Al inicio el Plan Maestro ascendía a S/4,300 millones sin IGV, que era como S/5,000 millones, y parece que vamos a terminar haciéndolo por S/4,200 con IGV.
Carlos Neuhaus, Presidente de Lima 2019

Impacto económico


De acuerdo con Macera, dada la magnitud de esta gran inversión, por cada S/1,000 de inversiones en construcción se esperaría que se generen S/100 de PBI adicionales, S/120 en impuestos indirectos, como IGV e ISC, y S/380 en importaciones. A esto se suma que la inversión en el sector construcción tiene un impacto significativo en empleo que se expande a otros sectores de la economía. En particular, por cada empleo generado en este sector, se crean 1.5 empleos adicionales en otros sectores. Asimismo, por cada S/1,000 de inversión pública se genera S/420 de PBI.


Así por ejemplo, se adquirirá mobiliario de parte de las micro y pequeñas empresas (Mypes). Entre 105 y 120 mypes se verían beneficiadas, dando trabajo a cerca de 1,200 trabajadores directamente. Esta operación alcanzará el valor de S/11 millones, y sería una de varias. También se está considerando adquirir uniformes para los diferentes colaboradores de la organización (voluntarios, trabajadores, jueces y antorcheros) por un valor que bordearía los S/11 millones.


A esto se sumaría la adquisición de vallas de seguridad para diversas sedes de los Juegos, por S/4 millones. Siendo así, Lima 2019 generaría negocios con las mypes por un monto de S/27 millones. Cabe resaltar que todas estas adquisiciones se han hecho a través de Compras a MYPErú. La industria metalmecánica también se vería beneficiada, mitigando además parte de la brecha de unidades de transporte masivo del país.


Para estos Juegos se licitarían cerca de 350 buses de transporte de pasajeros: un negocio para las empresas metalmecánicas del país. Lo bueno de ello es que, luego de los Juegos, estos buses se incorporarán al sistema de transporte masivo. “Existe un déficit de casi 1,000 buses de transporte. Luego de los Juegos, la flota de casi 350 buses que manejemos se incorporarán al sistema de transporte masivo”, detalla Neuhaus.

Por cada S/1,000 de inversiones en construcción se esperaría que se generen S/100 de PBI adicionales, S/120 en impuestos indirectos, como IGV e ISC, y S/380 en importaciones.
Diego Macera, Gerente General del Instituto Peruano de Economía (IPE)
350 buses
se licitarían para los Juegos, luego de ello serán incorporados al sistema de transporte, que a la fecha tiene un déficit cercano a los 1,000 buses.

Carlos Neuhaus
Presidente de Lima 2019

Infraestructura y turismo: ¿los más beneficiados?

De acuerdo con el IPE, la inversión para los Juegos Panamericanos ha tenido gran importancia en el 2018 en Lima y Callao. Por un lado, la inversión ejecutada en infraestructura vial representó el 44% del total ejecutado en inversión pública por la Municipalidad Metropolitana de Lima y el Gobierno Regional del Callao. En tanto, la inversión ejecutada en infraestructura deportiva representó el 39% de la inversión pública ejecutada por el MTC en Lima y Callao.


De hecho, del total de la inversión en infraestructura para los Juegos, 60% correspondería a obras de infraestructura deportiva y el 40% restante a infraestructura vial. Ahora bien, por el lado del turismo, éste se vería beneficiado por los turistas de hoy, aquellos que lleguen por los Juegos, y los de mañana, algunas de esas 400 millones de personas que seguirán el evento y se animarán a visitar el Perú gracias a ello. En un inicio se calculaba que el Perú recibiría cerca de 75 mil turistas; hoy el cálculo sobre esa cifra se ha duplicado, y los ingresos calculados inicialmente en US$125 millones también se quedarían cortos.


De acuerdo con Carlos Canales, Presidente de la Cámara Nacional del Turismo (Canatur), el impacto económico debería estar por encima de los US$250 millones. “Un turista promedio gasta entre US$1,300 y US$1,500, pero recordemos que van a venir delegaciones y directivos; un segmento que en promedio gasta US$3,000 por persona”.


Aunque no está muy claro cómo se ha llegado al número de los 150 mil turistas, podría hacer sentido si analizamos otros eventos. En Barcelona 92, la ciudad recibió 1.3 millones de visitantes, y solo la inauguración fue vista por 2,000 millones de televidentes de todo el mundo, según un reporte del Ayuntamiento de Barcelona.


Claro, los Panamericanos son el tercer evento deportivo más importante del mundo, y las Olimpiadas por su parte compiten el primer lugar con el Mundial de Fútbol. Pero si analizamos la brecha de las cifras por la magnitud de cada evento, ahora que el Perú viene tomando una mayor reputación como destino turístico, así como su mayor conectividad, haría sentido al menos superar la cifra de los 100,000 visitantes.

Definitivamente los Panamericanos nos van a dejar una estela positiva importante; pone al Perú en los ojos del mundo. Esta es una ola que si la corremos bien puede significar un gran salto.
Juan Stoessel, Gerente General de Casa Andina

De acuerdo con Juan Stoessel, Gerente General de Casa Andina, en el Perú los eventos empresariales son los más importantes por su periodicidad y magnitud, pero este evento deportivo es una oportunidad clave.


Los hoteles, restaurantes y cafés (Horeca), serán los que perciban directamente el impacto de los turistas. De hecho, la tasa de ocupación de los hoteles de tres a cinco estrellas en Lima, es de 70%. Gracias a los Juegos esta tasa estaría por encima del 95%. Claro que los resultados presentes y de corto plazo pueden ser para una mayoría los más interesantes, pero este tipo de eventos pueden servir de punto de inflexión para las ciudades.


“Definitivamente los Panamericanos nos van a dejar una estela positiva importante, pone al Perú en los ojos del mundo. Esta es una ola que si la corremos bien puede significar un gran salto”, resalta Stoessel. Y no es para menos, pues algunas ciudades han tenido tanto éxito con el desarrollo de este tipo de Juegos, que ha marcado un antes y un después. Siendo el caso de las Olimpiadas de Barcelona 92, uno de los ejemplos más emblemáticos, principalmente gracias al legado que dejó en la infraestructura.

El sector turismo en el Perú ha venido creciendo a una tasa de entre 6% y 7% en los últimos años. Hoy estamos viendo una curva descendente por una mayor oferta versus la demanda, y en esto el mayor culpable es la infraestructura.
Juan Stoessel, Gerente General de Casa Andina

El legado


Una de las formas de medir el éxito de ser organizador de un evento deportivo tan grande, no solo es llegar a cumplir todos los requerimientos, sino también analizar el impacto que se tiene en la ciudad y el legado que se deja. “Existen casos exitosos como Berlín (1936), Cali (1971), Barcelona (1992) o Nagano (1998). Todas ellas tienen en común que lograron cambios urbanísticos, inversiones en transporte y espacios públicos que permanecen para la población una vez que el evento culmina”, resalta Macera.


A primera vista, la infraestructura deportiva de primer nivel sería el legado de mayor magnitud. A esta se sumarían los S/1,600 millones invertidos en 13 proyectos de infraestructura vial. Por el lado de vivienda, tendremos 1,096 nuevos departamentos que serán vendidos a la población luego de los Juegos. En el caso de transporte, se podría mitigar cerca del 35% de la brechas de buses de transporte público que existe, luego de la incorporación de los nuevos buses utilizados en los Juegos.


Todo este aporte tangible es importante, pero es el legado intangible el que prometería un mayor impacto. La metodología NEC (New Engineering Contract) para el desarrollo de proyectos de infraestructura sería la de mayor potencial. Una metodología que podría ser aprovechada para cerrar la brecha de infraestructura a mayor velocidad, gracias a las características que presenta.


A esto se sumaría el impacto en el sector turismo. El estar en los ojos de cientos de millones de personas que seguirán el evento es una oportunidad única, solo queda sacarle el mayor provecho e incentivar la visita al país.


Otro punto importante es la posibilidad de organizar otros grandes eventos deportivos por la infraestructura ya disponible, y ver la posibilidad, en caso sea factible, de aprovecharla para algún otro tipo de evento como: festivales, conciertos o, incluso, ferias empresariales. Hoy, el logro de los Juegos Panamericanos y Paranamericanos 2019, es una forma de mostrar al mundo que el Perú está preparado para hacer frente a cualquier desafío.

Reciba los artículos más destacados entregados

en su bandeja de correo electrónico

Execution es una revista de negocios que reúne insights, tendencias e historias de éxito que informan e inspiran a los líderes de negocios y futuros empresarios. Su desarrollo parte del afán por compartir información de valor para el empresariado, bajo el análisis de nuestros expertos y ejecutivos invitados.

Disrupción

Historias de éxito

Informe sectorial

Iniciativas

Tendencias