ENTREVISTA


Futuro
Comercial

Édgar Vásquez, Ministro de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur), detalla el futuro comercial del país, el TLC con India y los puntos a priorizar para el sector.

El repunte minero, más el impulso de las exportaciones no tradicionales, apuntalarán el crecimiento del sector para llegar a la cifra total de US$52,000 millones de exportaciones este 2019. Aunque recientes estimaciones sitúan las exportaciones 2019 en US$48,500 millones (ComexPerú).

¿Cómo se ha desenvuelto y cuál será el futuro comercial peruano?

En el año 2000, el Perú exportaba poco más de US$7,000 millones, concentrándose en minería, pesca y agro tradicional. A lo largo de estos años, el esfuerzo y riesgo asumido por el sector privado, acompañado de políticas claras de Estado, empezando por la creación del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur) en el 2002 y el plan de comercio exterior en el 2003 -el cual fue implementado al 87%-, ha dado sus frutos.


Con todo ello, hemos logrado un récord histórico al alcanzar los US$47,700 millones (2018) en exportaciones, lo que representó un crecimiento de 7.5% sobre el año anterior, y lo más relevante es que este crecimiento fue acompañado por una expansión aún más dinámica de las exportaciones no tradicionales que superaron los US$13,300 millones, 12.6% más que el año pasado.


Hemos construido una sólida red de 19 acuerdos comerciales vigentes con 53 países del mundo, los cuales cubren más del 90% de nuestro comercio (tanto importaciones como exportaciones). Esto nos ha permitido ampliar nuestro mercado de 30 millones de consumidores en el Perú a más de 4,000 millones en el mundo; una red de acuerdos que sigue en construcción.


Vemos con bastante optimismo el futuro comercial del país, y creemos que este año 2019 será un nuevo año de récords en el que esperamos alcanzar los US$52,000 millones en exportaciones, una meta ambiciosa, pero estamos trabajando en ello.

US$3,373 millones

representó el intercambio comercial con la India (2018)

Cuando he conversado con mis contrapartes internacionales que han negociado con la India, el proceso más rápido ha tomado aproximadamente siete años.

¿De la mano de qué sectores vendría este nuevo récord? ¿Los problemas mineros podrían ser un obstáculo para esta proyección?


El Gobierno ha trabajado arduamente sobre el caso de las Bambas, pero hay que tener en cuenta que a la fecha (09 de abril) la empresa tiene los inventarios correspondientes para continuar su proceso de exportación, pero obviamente ya se encuentra en el límite. Esperamos que se inicie un proceso de conciliación que permita activar el flujo de provisión del mineral para la exportación, pero efectivamente hay un riesgo en el hecho de que las Bambas representa un volumen muy importante de las exportaciones de cobre del Perú
.


Ahora, con las perspectivas de recuperación del cobre que se harán evidentes en el segundo semestre, tendremos mejores cifras de exportación de minerales nuevamente. Si a eso lo acompañamos con el buen desempeño que sigue teniendo la exportación no tradicional, apuntalada por supuesto por la agroindustria, estaremos en buen camino para llegar a la cifra de los US$52,000 millones anuales.


Contamos con 19 acuerdos comerciales, pero hoy la posibilidad de cerrar el TLC con India es el que causa mayor interés, ¿cómo nos beneficiará?


El TLC con India no va ser tan pronto, los procesos de negociación con este mercado son pausados. Cuando he conversado con mis contrapartes internacionales que han negociado con la India, el proceso más rápido ha tomado aproximadamente siete años.


Es un proceso que tenemos que llevar con paciencia y estructuradamente. Definitivamente quisiéramos hacerlo lo más pronto posible, pero esto va tener un ritmo para construir una relación de mutuo beneficio. Llevamos poco más de dos años en proceso de negociación, con cuatro rondas en total. En el caso de China nos tardamos cerca de tres años en negociar, pero cada mercado es distinto.


Lo cierto es que estamos hablando de un país que tiene 1,200 millones de habitantes. El mercado medio-alto representa casi el 50% -cerca de 600 millones de personas-, nuestro segmento objetivo.


Una vez que entre en vigencia el acuerdo, los primeros que van a poder aprovecharlo serán los agroindustriales, pues son los que tienen el potencial más alto de corto plazo, pero también hemos identificado oportunidad en el sector manufactura con textil-confecciones de alto valor que puede tener un mercado importante en los segmentos de alto poder adquisitivo. Así también hay oportunidades para metalmecánica, química plástica, entre otros.

Además quiero destacar que en el caso de la India tenemos una situacional adicional que creo que puede ser aprovechada muy bien, y que es el comercio de servicios. La India es un importante prestador global de servicios, y el Perú ha venido creciendo de una manera importante en la exportación de servicios, superando los US$7,000 millones (2018
).

Actualmente contamos con inversiones de la India en negocios como call centers y desarrollo de software. Siendo así, el Perú podría convertirse en un hub para la provisión de servicios de empresas de la India para América Latina, y creo que ahí tendremos un interesante potencial.


En cuanto a la optimización del TLC con China, ¿qué puntos se están abordando?


Hay que aclarar que a veces la falta de información puede generar algunas opacidades. Esto no se trata de una negociación para reabrir la negociación de aranceles, ni China ni Perú tienen interés en eso; no es parte del proceso.


Estamos optimizando procedimientos aduaneros, mejoras en el intercambio de información financiera, así como temas en materia de reglas de origen. Vamos a mejorar e introducir nuevos elementos de propiedad intelectual, protección de los conocimientos nacionales asociados a los recursos genéticos que siempre son una punta de lanza a nivel multilateral. Así también, vamos a mejorar el capítulo de servicios para incorporar la posibilidad de mayor atracción de inversiones en servicios financieros, telecomunicaciones, entre otros.


Vamos a introducir un capítulo de comercio electrónico, que es el futuro y es básico tenerlo. Estamos introduciendo un capítulo de competencia; todo este tipo de materias para hacer este TLC aún más benéfico de lo que ya es.


¿Cuál ha sido el éxito de la marca país? ¿Qué otras marcas sectoriales o individuales están promoviendo?


Hoy gran parte de los esfuerzos que estamos haciendo para promover nuestras exportaciones y nuestro turismo está apalancado por el gran éxito que ha tenido nuestra estrategia de marca país, la cual, sin temor a equivocarme, debe ser la más exitosa a escala global en la actualidad.


Sobre esta estrategia hemos venido construyendo un subconjunto de marcas apalancadas, que son las sectoriales. Así hemos lanzado “Superfoods del Perú” que está siendo muy exitosa y es la sombrilla sobre la cual estamos llevando adelante toda la promoción comercial de los alimentos peruanos.


También hemos sacado la marca “Alpaca del Perú”, una marca muy bella a la que debemos ponerle más fuerza de promoción. Estamos relanzando la marca “Textiles del Perú”, acabamos de sacar la marca “Cafés del Perú”, y la última que he tenido el honor de lanzar, es la marca “Pisco: espíritu del Perú”.


Luego de esto pasamos a un tercer nivel, donde estamos lanzando marcas de productos específicos, apoyando a asociaciones empresariales de pymes para poder apalancarlos en su diferenciación global.

El Perú podría convertirse en un hub para la provisión de servicios de empresas de la India para América Latina.

¿Cuáles son las principales falencias o puntos de mejora sobre los cuales se están enfocando por el lado de comercio exterior?

Definitivamente tenemos cuatro puntos a priorizar. Primero, continuar los esfuerzos pero esta vez de una manera más aterrizada, en la reducción de los costos logísticos que en el Perú son muy altos. Este año vamos a iniciar un piloto de reducción de costos logísticos junto con el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) en uno de los corredores que hemos mapeado; veremos cómo funciona y cómo replicarlo en otros corredores; básicamente para productos que vienen de la selva y sierra.


El segundo punto es la promoción comercial con énfasis en manufactura. El tercer aspecto tiene que ver con la lucha contra la corrupción, y parte de ello está en la informalidad y las malas prácticas, como el contrabando e ilícitos aduaneros.


Finalmente tenemos un esfuerzo muy importante en la mejora de los trámites de comercio exterior a través de la Ventanilla Única de Comercio Exterior: en este particular caso, el proyecto VUCE 2.0. Ya estamos terminando el mapeo de los 270 trámites que existen actualmente de parte de diversas instituciones para exportar e importar.


¿Cuál es la proyección para el sector turismo, más aún con los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos?


El año pasado nos acercamos a los 4.4 millones de turistas, sin considerar el arribo de los venezolanos que han venido a establecerse en el Perú. Para este año 2019, esperamos también un crecimiento similar al del año pasado, cercano al 10%; superando así los 4.8 millones de turistas extranjeros.


Si vemos las estadísticas de los últimos 10 años, podremos ver que mantenemos un crecimiento ininterrumpido, pero por supuesto esta no es una cifra que nos tenga contentos: el Perú debería tener dos, tres o cuatro veces más esa cifra, y estamos trabajando intensamente en ello.


Claro que tenemos diversas falencias a superar como la brecha de infraestructura (aeropuertos y carreteras) y conectividad. Incluso nuestros puertos para la recepción de cruceros; hoy los estamos recibiendo en puertos para contenedores.


En tanto los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos nos va permitir recibir cerca de 150,000 visitantes. Solo en el caso de los deportistas y sus delegaciones, estamos hablando de 8,000 personas provenientes de 41 países. Pero uno de los puntos más potentes de estos juegos es la exposición mediática que nos dará, por la cual esperamos tener un alcance de 400 millones de visualizaciones por distintos medios.


+4.8 millones

de turistas extranjeros recibiría el Perú este 2019, cerca de 10% más que el año pasado.

Reciba los artículos más destacados entregados

en su bandeja de correo electrónico

Execution es una revista de negocios que reúne insights, tendencias e historias de éxito que informan e inspiran a los líderes de negocios y futuros empresarios. Su desarrollo parte del afán por compartir información de valor para el empresariado, bajo el análisis de nuestros expertos y ejecutivos invitados.

Disrupción

Historias de éxito

Informe sectorial

Iniciativas

Tendencias