Cerrando brechas


Entrevista a Gonzalo Prialé, Presidente de la Asociación para el

Fomento de la Industria Nacional (AFIN)

“Debemos sacar lecciones de la experiencia registrada y priorizar y seleccionar apropiadamente los mejores proyectos para el país, por su impacto económico y su impacto social”

¿Cómo podríamos definir la situación actual del sector infraestructura en el Perú?

Estamos ante un punto de inflexión de las expectativas. Atravesamos una coyuntura compleja tras el estallido de Lava Jato, y es natural que se haya producido un momento de reflexión sobre lo actuado. La inversión en infraestructura es indispensable para nuestro crecimiento. Ahí tenemos como opción las Asociaciones Público-Privadas (APP) que son y seguirán siendo una herramienta valiosa para lograrlo.

¿Cuál ha sido la evolución de las APP en los últimos 20 años? ¿Qué conclusiones destacables podemos sacar?

Se han registrado avances muy importantes. La experiencia más alentadora se ha dado en las telecomunicaciones, donde la cobertura se acerca al 100%, mientras que las tarifas han

bajado a 50% de lo que eran cuando se inició este proceso hace 20 años. En puertos, se aprecia el impacto de su modernización con dos operadores globales de primera categoría a cargo de los terminales Sur y Norte del puerto del Callao.

Los aeropuertos en el país se han modernizado, y están mucho mejor operados y mantenidos que antes. Debemos sacar lecciones de la experiencia registrada y priorizar y seleccionar apropiadamente los mejores proyectos para el país, por su impacto económico y su impacto social, y luego definir si se llevan adelante como APP o como obra pública.

El Estado y el privado son socios en los proyectos de APP y contribuyen a su éxito.

¿Cuáles son nuestras principales trabas para enfrentar la brecha de infraestructura?

(1) La falta de un Plan de Infraestructura, con criterios técnicos claros de selección y priorización de proyectos, sin interferencia política; (2) la atomización de las entidades del Estado con las que el concesionario tiene que relacionarse; (3) la tramitología no resuelta; (4) la necesidad de un liderazgo del sector público en esta tarea; (5) la falta de predictibilidad en temas normativos; (6) la sobre regulación, con sesgo punitivo antes que promocional y (7) la politización de proyectos.

¿Cuál podría ser la matriz del gasto estatal en obras?

¿Cuáles considera que son las soluciones a nuestro problema?

Existen diversas alternativas y conjunto de soluciones. En términos generales, se necesita una mejor preparación de los procesos, para llegar a concursar APPs cada vez más maduras. Esto implica una mejor selección y priorización de proyectos, estudios más profundos, contratos estandarizados, términos de referencia que desalienten las ofertas temerarias en los concursos, así como avanzar con expropiaciones, permisos y liberación de interferencias para lograr que las obras empiecen lo más pronto posible tras la firma del contrato.

¿Qué debería hacer el Gobierno y cómo podría aportar el privado?

Ya se produjo la reforma normativa; ahora se necesita hacerla realidad, aprobar el primer Plan Nacional de Infraestructura e ir ejecutando, a través de ProInversión y de los concedentes, las diversas acciones que contenga. Es bastante desalentador que tras recibir propuestas por 267 Iniciativas Privadas (IP) cofinanciadas en las ventanas de oportunidad abiertas por el Estado a partir del 2013 en adelante, ninguna de ellas ha sido declarada de interés. Para el sector privado el mensaje es claro: a pesar que el marco normativo lo contempla, no existe voluntad o capacidad del Estado para recibir, procesar y declarar de interés las IP.

¿Algún caso ejemplar (de otrospaíses) que podríamos utilizar en el Perú?

El modelo de Canadá es un buen ejemplo a tomar en cuenta. No somos Canadá, así que tampoco podemos ir al extremo de adoptar sus estándares, que no serán posibles alcanzar en el país de hoy. Debemos desarrollar institucionalidad, sin dejar de promover la inversión en infraestructura, mejorando permanentemente los procesos hasta alcanzar los objetivos. La mejora debe ser permanente, progresiva y eficaz.

¿Cómo nos encontramos frente anuestros vecinos? ¿Qué ha hecho
el mejor regional de diferente a nosotros?

De acuerdo con el reciente Informe Global de Competitividad 2017-2018 elaborado por el Foro Económico Mundial, en el pilar de infraestructura Chile sigue liderando entre los miembros de la Alianza del Pacífico, seguido por México, Perú y Colombia (ver gráfico). Los 4 países de la Alianza del Pacifico han impulsado las APP para contribuir a mejorar su infraestructura.


En el Plan Nacional de Infraestructura 2016-2025, elaborado por la Universidad del Pacífico por encargo de AFIN, se estableció como meta de mediano plazo alcanzar al promedio de la Alianza del Pacífico al 2021, para lo cual había que invertir de 6% a 7% del PBI cada año en obras de infraestructura priorizadas. Esto aún no se viene logrando ejecutar.


En el Perú necesitamos enfocarnos en la gestión pública y desarrollar institucionalidad en la promoción de inversiones a cargo de ProInversión; en el control de la calidad del gasto en obras (particularmente en el control y supervisión de las más de 15,000 obras públicas pequeñas y medianas en que el Estado gasta cada año, prácticamente a ciegas); y en la reforma del registro de la propiedad inmueble, cuyas limitaciones explican los problemas recurrentes en expropiaciones que demoran tanto.

¿En qué magnitud puede impactar eldesarrollo de infraestructura al país?

Según el estudio “Inversión en infraestructura en el Perú: Impacto y alternativas” elaborado por ESAN por encargo de AFIN (2010), una inversión de 1% del PBI en infraestructura, incrementará el potencial de crecimiento anual del producto en 0.34%.

Desde una perspectiva macroeconómica, la inversión en infraestructura tiene un efecto

multiplicador en la actividad económica, generando un impacto directo, indirecto e inducido.

¿Cuáles consideras que son lasinversiones más urgentes eninfraestructura?

La infraestructura de transporte es la que más brecha representa y la de los más grandes retos. Se necesita una autoridad única de transporte y dar señales claras respecto al transporte masivo. Todo se puede mejorar, pero hay que tener cuidado en cómo se presentan los posibles ajustes. En telecomunicaciones, el procedimiento para la renovación de concesiones necesita actualizarse, ha quedado desfasado y genera incertidumbre que desalienta las inversiones.

Se requiere mejorar la regulación rural, porque los excesos regulatorios hacen poco atractivo seguir invirtiendo en este ámbito.


Las IP son una herramienta potente para invertir en infraestructura social. En agua y saneamiento se necesita contratar gerencia integral e inversiones a largo plazo. Esto no es

privatización, en absoluto. Ni tampoco se necesitan “tarifazos”, porque la ineficiencia y pérdidas de las empresas encargadas son tan grandes, que una gestión moderna y solvente hallaría la manera de hacer economías de escala y optimizar la operación, sin presionar la

tarifa necesariamente. En Salud, existen dos “APP bata blanca” funcionando con gran éxito desde el 2014, como lo son los hospitales Kaelin y Barton, más sus policlínicos. Hay seis IP presentadas a Essalud para modernizar varios hospitales emblemáticos con APP bata gris –que no incluyen servicios médicos- y sin embargo aún no se declaran de interés. Esta sería, una fórmula ideal, dada la escasez de recursos y la crisis casi terminal de la atención en los hospitales públicos del país.

Ranking de Competitividad Mundial 2017-2018

Puntos de vista

Pedro Arizmendi
Socio Responsable
de Infraestructu
ra
E
Y Pe
pedro.arizmendi@pe.ey
.com

En el Perú no tenemos la infraestructura que nos merecemos. En términos generales nos situamos alrededor del puesto 55 en el ranking de economías mundiales, no obstante que nuestro nivel de infraestructuras nos sitúa en el puesto 86. La calidad de los servicios que nos brindan las carreteras, aeropuertos, hospitales y otros servicios básicos, debe ser mejorada de forma inminente.

Para seguir con el análisis:

¿Considera que la información fue útil?

Execution © 2018 EY - Todos los Derechos Reservados