DISRUPCIÓN


Gestión
del Talento

En la Era de la Transformación

Estamos viviendo una era de transformación digital acelerada, que se da en un momento sin igual, en el que diversas generaciones están trabajando juntas más que nunca, pero que tendrá a los millennials como la masa crítica laboral (75%) al 2025.

Pilar Quinteros

Gerente Senior de Consultoría

EY Perú

pilar.quinteros@pe.ey.com

Desde hace unos años venimos experimentando una tasa de cambio acelerada, donde la tecnología es la pieza clave. Para muchos es una oportunidad; para otros una amenaza. El lento crecimiento de algunos mercados ha impulsado a muchas compañías el intentar ser más significativos, teniendo a la tecnología como un aliado en un proceso de reconversión/innovación para no caer en la situación de los llamados “dinosaurios” corporativos que no supieron adaptarse al cambio.


Nos encontramos en un momento privilegiado que nos invita a vivir la transformación desde una mirada distinta, desaprendiendo, cuestionando el status quo, desarrollando competencias nuevas, aprendiendo y co-creando, colaborando y reinventando.


Tendencias: ¿alertas a los cambios?


Y así como se vive un proceso transformacional, existen a la par diversas tendencias que están cambiando el futuro del trabajo. Por un lado tenemos una mayor diversidad de generaciones, en la que los millennials serán la masa crítica que representará al 75% de la fuerza laboral global en el año 2025. A esto debemos sumar que cada vez más los colaboradores se están jubilando a mayor edad, lo que marca una brecha generacional importante: ¿cómo lograr un engranaje laboral entre ellos?


En el camino también aparecen otras tendencias como el gig economy (trabajo temporal por proyecto), el cambio de modelo de negocio en algunos sectores con el sharing economy (ejemplo, Uber o Airbnb), diversidad y sus aportes, cambios en las normativas laborales o proyectos de transformación digital y automatización de procesos. Estos dos últimos son los que mayor impacto están generando y sobre el cual las empresas se están enfocando.


Hoy en día muchas empresas se preguntan cómo hacer una implementación tecnológica exitosa en un contexto de cambio cada vez más acelerado, enfocado en el consumidor, con la tecnología evolucionando cada vez más rápido y, sobretodo, trabajando con diversas generaciones y con talento empoderado. Respuestas hay muchas, pero la cultura sobresale entre ellas.

Cultura y talento: el gran desafío


El mayor desafío para liderar la transformación digital es saber conectar el talento humano –y las diversas formas de trabajo de cada generación-, la cultura y la tecnología, y así evolucionar en espiral. Sabemos que una de las ventajas diferenciales de una organización, y una de la más difíciles de copiar o cambiar, es la cultura. Es por ello el énfasis que se debe poner sobre ella para lograr una transformación exitosa y sobretodo autosostenible en el tiempo.


El chip digital debiera contagiarse y distribuirse a lo largo de toda la organización, con sentido y significado desde los roles de liderazgo hacia los equipos, y en redes hacia toda la organización. La manera correcta es comunicarlo pero esto se potencializa a través de la acción y la generación de espacios de escucha y conversación presencial o virtual. Debemos entender lo vital de la comunicación como un factor de éxito en los proyectos de gestión del cambio, siendo un punto casi unánime (96% de ejecutivos) que la compañía debe, en lo posible, informar todo a sus colaboradores, teniendo en cuenta consideraciones clave.


En el camino de aprovechar la cultura como el real impulsor del cambio, teniendo de soporte a la comunicación, aparece la figura de la gestión del talento como aquello que lo hace sostenible. La constante de cambios en la era de la transformación demandará nuevas habilidades para los futuros puestos, incluso se calcula que la mitad de los trabajos de hoy desaparecerán al 2025, la necesidad de capacitaciones y nuevos aprendizajes, un sinfín de nuevas necesidades para hacer frente a los cambios que recaerá en los líderes de talento y su gestión.

La tecnología está cambiando la naturaleza del trabajo pero las empresas y la sociedad todavía dependen de la capacidad de resiliencia y creatividad de los seres humanos para su éxito.
Paul Polman, CEO de Unilever

Factor Humano


En tanto buscamos ser protagonistas de la transformación acelerada en las organizaciones, también debemos trabajar en cómo cuidar al colaborador de la tendencia de “always on”.


Una realidad que ya está causando problemas de salud y de relación, como es el estrés digital debido a “la disponibilidad de trabajo 24/7”. Algunos países ya vienen reaccionando a esta situación. Francia, por ejemplo, promulgó el año pasado la legislación que otorga a los trabajadores de organizaciones con más de 50 empleados, el “derecho a desconectarse” del estilo “always on” que ofrece la tecnología.


Finalmente, nuestro camino como expertos en gestión de talento nos lleva a reflexionar en voz alta y trabajar dentro de nuestras organizaciones sobre tres factores transversales:


- Explorar nuevas formas de trabajo para acelerar el impacto positivo de nuestros colaboradores y hacia ellos.


- Implementar estrategias de aprendizaje colaborativo y disruptivo en un ecosistema de transformación.


- Equilibrar la tecnología, los cambios y la persona para no deshumanizar la experiencia laboral y contribuir al balance integrador.


El compromiso que tengamos con nuestros colaboradores se verá reflejado en los resultados, y las acciones deben ser ágiles pues la velocidad del cambio será la oportunidad de éxito para algunas organizaciones, pero también podrá volverse una debilidad o amenaza para otras.


¿Cómo gestionar la comunicación interna y el desarollo en un contexto de transformación?


Reto de la comunicación: que genere confianza y credibilidad

Si la comunicación interna es de por sí un reto en muchas empresas del país, el cambiar la cultura empresarial hacia una más innovadora es un reto mayor. Es por ello que existen diversas sugerencias; desde el propio modelamiento de la cultura, contar con líderes referentes o role models, hasta adoptar metodologías de trabajo que promuevan la propia innovación. Pero si todo este trabajo no llega a ser comunicado a todos los colaboradores, no se podrá asegurar el objetivo de adaptabilidad en una era de transformación.

Medio preferido para recibir comunicaciones importantes

Asambleas presenciales

42% vs 25%

Redes sociales corporativas

29% vs 26%

E-mail

17% vs 36%

Generación X y Baby boomers Millennials


96%

de la muestra total de encuestados opina que la compañía debe informar todo teniendo en cuenta consideraciones clave.


Puntos más importantes para el desarrollo de los millennials

89%

opina que cada trabajador siempre debe buscar oportunidades de aprendizaje.

27%

Millennials tardíos

Opina que la rotación de puestos impulsaría su desarrollo.

41%

Millennials tempranos

Considera que el coaching y mentoring es lo más efectivo para su desarrollo.

51%

Generación X

Señala la importancia de las competencias blandas para su desarrollo.

30%

Baby boomers

Indica que on the job training es la manera más efectiva para su desarrollo.


Fuente: Una mirada generacional (2018) - EY Perú

Reciba los artículos más destacados entregados
en su bandeja de correo electrónico

Execution es una revista de negocios que reúne insights, tendencias e historias de éxito que informan e inspiran a los líderes de negocios y futuros empresarios. Su desarrollo parte del afán por compartir información de valor para el empresariado, bajo el análisis de nuestros expertos y ejecutivos invitados.

Disrupción

Historias de éxito

Informe sectorial

Iniciativas

Tendencias